• Cerro Ve

La Pausa

Algo que siempre me ha parecido curioso es entender de donde provienen “los dichos”. Esas frases famosas que todo el mundo conoce y repite, pero pocos saben de dónde vienen. A medida que creces y conoces cosas nuevas empiezas a entenderlos uno a uno. Personalmente tengo varias experiencias que me confirman esta teoría. Por ejemplo, yo nunca había entendido lo que era un peladero de chivo hasta que fui a la Península de Paraguaná. Estaba en vía al Cabo San Román y a mi alrededor no había sino un inmenso peladero y unos cuantos chivos. Algo parecido sucedió con nuestra visita a Las Puertas de Miraflores en el Estado Monagas. Varias veces hemos escuchado cosas como que “El que persevera alcanza”, o “Querer es poder”, pero yo nunca lo había visto de una forma tan tangible y tan real como cuando llegamos al Campamento Abuela Isabel, fundado por nuestro gran amigo, Gerber Rodriguez, Alias “Mondonguero”.


Las Puertas de Miraflores es una paraíso terrenal que consiste en un hermoso río que divide dos enormes paredes de más de 200 mts de altura. Un lugar con la capacidad de deslumbrar a cualquier curioso que se anime a caminar durante 30 minutos desde el Campamento Abuela Isabel hasta la base de la roca. Caminando a lo largo del cauce del río y teniendo que atravesarlo en cuatro ocasiones distintas. Siempre sumergido en un ambiente selvático bajo la sombra de inmensos árboles para luego ascender una pequeña subida para finalizar el trayecto. Aquí es donde te recuerdan la regla más importante del lugar que exige a toda persona que visite el lugar por primera vez a subir este tramo viendo a sus propios pies para que luego del ascenso, suban la mirada y vean como se despejan lo árboles y aparecen dos enormes secciones de roca con formaciones extrañas, una vegetación que cuelga de sus mogotes y un río cristalino con una temperatura que le alarga la vida a cualquiera que se sumerja. Aquí es donde todos sin excepción hacen una larga pausa, toman un respiro y le dan tiempo a sus ojos de entender lo que tienen de frente.




Este lugar se reserva una pequeña parte del corazón de todos los escaladores venezolanos. Un sector de roca pristina con una historia que emociona a cualquiera. Por estas paredes han escalado leyendas internacionales como Emily Harrington y Arnaud Petit. Además de leyendas venezolanas como Sebastian Villafañe que tiene una ruta a su nombre que se equipo luego de su muerte. Esta ruta de casi 200 mts. la escalaba en solitario,que significa escalar sin cuerda ni equipos, solo sus zapatos y su magnesera. Para luego volver caminando por el tope del morro de regreso al pueblo. Una hazaña que pocos se atreven y que antes de escaladores actuales como Alex Honnold, era mal vista por las personas ajenas al deporte. Por lo que no se documentó nada de lo que estas talentosas personas lograron.


Esta vez decidimos volver para conocer el Campamento Abuela Isabel y disfrutar nuevamente de los atractivos del lugar. Históricamente los escaladores que van de visita han tenido que montar campamento en casa de la Sra. Noemí o en casa de su vecino, el Sr. Chemo. Ambas casas quedan a la orilla de la calle y tienen un pequeño porche abierto de cemento y techo de zinc con los cuales los visitantes disponen para montar campamento. La visual es un poco extraña cuando pasas por la calle y ves una casa con carpas y chinchorros en la entrada. Uno solía dejar las cosas ahí sin preocupación y arrancar la caminata de 45 min. Hasta la pared, escalar todo el dia y volver en la tarde para encontrar todas tus cosas intactas en el lugar. Otro clásico dicho de “Aquí nadie se mete con nadie” que mencionamos anteriormente puesto en práctica.


Debido a que las cosas cambian, por la razón que sea, hoy en dia eso no es igual de sencillo que en tiempos anteriores. Por lo que las visitas a las Puertas de Miraflores se han visto reducidas con el pasar del tiempo.


No fue hasta que uno de esos venezolanos tercos e insistentes se propuso dedicar un espacio para el buen resguardo de los visitantes y sus pertenencias que se empezaron a reactivar las visitas al lugar. Este Venezolano es Gerber Rodríguez y el espacio es el Campamento Abuela Isabel. Este queda en la última casa antes de arrancar la caminata hacia la pared y consta de un terreno abierto, con fácil acceso al río, que contiene un caney techado donde se puede cocinar, resguardar los equipos y sentarse a echar cuentos. Además, este lugar es atendido por el mismo Gerber, su compañero Douglas y su familia, que por cierto, son escaladores excepcionales. Ellos te ofrecen la experiencia completa que además de estadía incluye guiaturas para trekking y full days de escalada.



Ellos fueron nuestros guías durante este viaje, y de verdad que a pesar de que éramos un grupo de escaladores, su ayuda fue indispensable. Los conocimientos que tienen del lugar y su experiencia acumulada de tantos años escalando ahí, fue de gran ayuda para nosotros. Debo resaltar especialmente a mi pana Gerber “Mondonguero” Rodriguez. Una persona inspiradora cuyo único objetivo es sembrar esa semilla a los jóvenes locales. Abriendo un camino distinto y promisorio para esa generación que lamentablemente, por falta de servicios, educación, y oportunidades de crecimiento, terminan adoptando vicios negativos que no benefician ni a ellos ni a su entorno.


Es admirable ver cómo una persona con muy pocos recursos decide emprender en un proyecto cuyo objetivo no solo le trae beneficios personales sino que tiene la capacidad de potenciar las visitas al lugar y así abrir espacio para sus vecinos de ofrecer otros servicios para la atención de clientes y eventualmente consolidar a la Puertas de Miraflores como el destino turístico que siempre debió ser.

Del viaje me quedo con el deseo de que muchas personas logren conocer a este personaje, aporten al lugar, y se dejen guiar por ese camino frondoso, con cruces de río, subidas y bajadas de tierra, y que al levantar la mirada queden en pausa y se maravillen de lo que tienen de frente.



19 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Facebook - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Instagram - White Circle

Grupo Cerro, C.A. 2019. Caracas, Venezuela.